Prevención de riesgos laborales en las empleadas de hogar: ¿sí o no?

A la hora de formular un contrato puede surgirnos la duda si las empleadas de hogar deben recibir formación en lo relativo a la prevención de riesgos laborales que, por otra parte, no dejan de estar desarrollando un trabajo en tu domicilio.  Y es que, cualquiera puede sufrir un accidente doméstico cuando está en el servicio.

Sin embargo, y a pesar de que el Sistema especial de empleadas de hogar está englobado en el Régimen General de la Seguridad Social, la aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos laborales sólo va dirigida a las empresas.

No obstante, esto no exime al empleador de cuidar de que el trabajo del empleado de hogar se realice en las condiciones adecuadas de seguridad y salud, lo que le obliga a tomar las medidas oportunas para llevarlo a cabo, teniendo en cuenta las características específicas del trabajo a realizar.

Del mismo modo, el empleador está obligado a cuidar de que el trabajo del empleado de hogar se realice en las debidas condiciones de seguridad e higiene.

Estas pesquisas forman parte de los derechos de los trabajadores y siempre deben ser tenidas en cuenta por el empleador. En mSoluciona, empresa de ayuda a domicilio, otorgamos gran importancia a este tema y cada vez que llevamos a cabo un proceso de selección, formamos a nuestros trabajadores en tema de riesgos y accidentes domésticos, con el fin de velar no sólo por la seguridad de los clientes, sino también de los empleados. Saber cómo actuar en un momento dado y evitar los peligros, es crucial a la hora de desempeñar un trabajo. ¡Pídenos presupuesto sin compromiso!

El sector de los empleados de hogar, hasta hace relativamente poco, formaba parte de la economía sumergida del país. Cuando buscamos una persona que vaya a realizar un trabajo en nuestro domicilio, es muy importante darle de alta. En el caso de que ocurriera un accidente doméstico, ni la trabajadora ni el empleador quedarían desamparados ante la ley.

Porque, aunque no nos detengamos a pensarlo, son muchos y muy variados los accidentes que se pueden dar en un domicilio, como por ejemplo, al limpiar los cristales de las ventanas o las persianas o con los suelos mojados.

En definitiva, aunque la Ley de Prevención de Riesgos Laborales no sea una obligación para las empleadas de hogar, siempre debemos seguir las directrices de que desarrollen su trabajo en un entorno de seguridad, salud e higiene.


También te puede interesar: Empleada de hogar: ¿Cómo funciona una baja médica por enfermedad?