¿Cuándo debemos escoger la Ayuda a domicilio frente a la Residencia?

¿Cuándo escoger Ayuda a domicilio frente a una residencia? Un dilema que surge en muchas familias. La respuesta pasa por escuchar y analizar las necesidades y deseos de la persona que necesita la ayuda y las circunstancias del entorno familiar.

No obstante, te vamos a ayudar a responder a esta pregunta. La Ayuda a domicilio es un servicio que permite a las personas seguir en su domicilio con algunos apoyos para la realización de actividades cotidianas,  como preparación de comidas, aseo y cuidado personal, limpieza, acompañamiento a médicos, ocio, centros de día, etc.

La Administración ofrece ayudas en algunos casos y en función de las necesidades, el grado de dependencia  y siempre que se reúnan determinados requisitos. Estas ayudas también dependen de las comunidades autónomas.

Cualquier persona es candidata a solicitar el Servicio de Ayuda a Domicilio derivado de la Ley de Dependencia. Empresas como mSoluciona se han especializado en solicitar, gestionar y proporcionar este tipo de ayudas de forma profesional, garantizando unos estándares de calidad.

Las ventajas de la ayuda a domicilio

  • Aumento de la esperanza de vida: Hoy se sabe que la Ayuda a domicilio mejora la esperanza de vida de la personas mayores y es una opción muy conveniente frente a las residencias, al menos en las primeras etapas de la dependencia de las personas mayores.
  • Beneficio emocional y social: La Ayuda a domicilio permite posponer el ingreso de la persona mayor a un centro residencial, por lo que la persona puede permanecer en su hogar y en su entorno, con el consiguiente beneficio emocional, familiar y social.
  • Favorece la autonomía: al permanecer en su casa la persona tiene que realizar un mayor esfuerzo y permanece activa realizando tareas sencillas en su hogar. Aunque necesite ayudas, la persona mayor puede seguir haciendo actividades básicas como elegir el menú, preparar comidas de su gusto, elegir la ropa de su cama, hablar con sus vecinos y hacer algunas compras, lo que permite tener su mente y su cuerpo en movimiento.
  • Mayor autoestima: la Ayuda a domicilio permite a la persona mayor permanecer en el hogar, por lo que se tiene un sentido de cierta independencia, ya que es el profesional el que acude al hogar de la persona y no a la inversa. Su autoestima se ve potenciada frente a la opción de la residencia que es la última alternativa.

Si la persona mayor tiene un alto grado de dependencia o sufre una enfermedad terminal hoy en día también existen soluciones integrales de ayuda a domiciliaria para atender a enfermos que requieren cuidados especiales, evitando el ingreso a una residencia si no es su deseo.

Como ves, existen muchas ventajas y soluciones para escoger la Ayuda a domicilio frente a una residencia, respetando el deseo de la persona mayor. Lo importante es elegir bien la emrpesa adecuada que te facilite esta tarea y te de seguridad y confianza.

Sólo tienes que dejarlo en manos de profesionales, elegir una empresa que te proporcione este servicio como mSoluciona y te de tranquilidad. Consúltanos sin compromiso y escoge la Ayuda a domicilio frente a la residencia. ¡No te arrepentirás!