Cómo debe ser la alimentación de los mayores en Navidad

¿Cómo debe ser la alimentación de los mayores en Navidad? Los mayores de 65 años deben tener un cuidado especial en estas fiestas con las comidas y cenas, ya que suelen ser más copiosas y además, se cometen mayores excesos que el resto del año. 

Las alergias en Navidad son más comunes de lo que pensamos, y la mayoría de ellas están causadas por la alimentación. Además, no podemos olvidar en los mayores, los problemas de hipertensión arterial, colesterol, estreñimiento o la diabetes están muy relacionados con la dieta.

Según confirman los expertos, gran parte de la población mayor de 65 años tiene alguno de los trastornos que hemos nombrado anteriormente. Concretamente, más del 60% tienen hipertensión arterial, un 38% diabetes, un 50% hipercolesterolemia, entre el 20% y el 30% estreñimiento, que aumenta hasta el 50% al cumplir los 75 años, y un 38% sufre osteoporosis, que asciende hasta el 70% en los mayores de 80 años, así lo confirma el Grupo de Trabajo de Nutrición y Alimentación de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).

Es por eso que los médicos recomiendan que estas fiestas no se abandone el ejercicio físico para eliminar esas calorías de más que, seguro, han cogido. Aunque también es necesario ser moderados a la hora de comer, respetado las raciones habituales.

Según la doctora Rosa López Mongil, coordinadora del Grupo de Trabajo de Nutrición y Alimentación de la SEGG: “El control de la dieta es una herramienta efectiva para modular el envejecimiento, entre esas intervenciones dietéticas está la restricción calórica, que es precisamente lo contrario a lo que hacemos durante las fiestas de Navidad, lo cual influye en la salud”.

El organismo de las personas mayores funciona de forma más lenta. Se hacen digestiones más lentas y se producen más gases, el intestino grueso también ralentiza su funcionamiento provocando estreñimiento y la falta de piezas dentales o una dentadura mal ajustada, hace que se mastiquen peor los alimentos.

Pero, ¿qué es lo que recomiendan los expertos para la alimentación de los mayores en Navidad? Nos dejan varias pautas importantes:

  • Deben tener una alimentación variada, nutritiva y apetecible.
  • Para repartir las cantidades de comidas, lo ideal sería hacer entre 4 o 5 comidas diarias.
  • Beber agua durante todo el día para estar bien hidratados.
  • No abusar de la sal y del azúcar, aunque se trate de fechas especiales.
  • Elaborar comidas que les sean apetecibles, que les gusten y puedan comer (sin interferir en su salud) e intentar que su preparación sea apta para poder masticar sin problemas.
  • Si es posible, evitar la soledad de las personas mayores en Navidad y comer en familia.

Ahora ya sabes cómo debe ser la alimentación de los mayores en Navidad. Sigue nuestros consejos y podréis disfrutar todos juntos de unas fiestas sin contratiempos provocados por las comidas y cenas.

Etiquetas: