Cataratas en los ojos: Síntomas, información y tratamiento

Las cataratas en los ojos son una enfermedad crónica que afecta al sentido de la vista y va asociada al envejecimiento. Se trata de una disminución de la agudeza visual y ocurre cuando el cristalino, que hasta los 45 años suele ser transparente, se vuelve opaco. Es en ese momento cuando la persona comienza a ver borroso. Aunque se puede dar sólo en un ojo, normalmente ocurre en los dos al mismo tiempo. 

El cristalino del ojo normalmente es transparente y actúa como una lente en una cámara. Su labor es enfocar la luz a medida que ésta pasa hasta la parte posterior del ojo. El desarrollo de las cataratas suele ser gradual a lo largo de los años, según se va envejeciendo, pero no todas las personas son iguales, por lo que puede haber excepciones.

Síntomas de las cataratas en los ojos

Estos sueles influir en las actividades cotidianas de las personas como leer, ver la televisión y, por supuesto, conducir. Entre los síntomas más destacados encontramos:

  • Visión borrosa, que en ciertos casos puede llegar a ser doble
  • Fotofobia, o lo que es lo mismo, molestias debido a la cantidad de luz
  • Cambios frecuentes en la necesidad de graduación de las gafas
  • Mejor visión cercana y peor lejana
  • Ver halos alrededor de las luces
  • Dificultad considerable para ver bien por la noche

Una vez que los síntomas son claros, se procede a una exploración más a fondo con un examen oftalmológico estándar y una prueba más específica llamada lámpara de hendidura. Cuando se ha hecho el diagnóstico, se procede al tratamiento.

Tratamiento de las cataratas en los ojos

Lo primero que debemos tener en cuenta es que las cataratas no dañan los ojos, por lo que si éstas no nos dificultan la visión, no es necesario operarlas. Sin embargo, cuando la vista se ve afectada, es necesaria la cirugía.

Prevención de las cataratas en los ojos

Aunque las cataratas no siempre se pueden prevenir, siempre es recomendable seguir ciertas pautas saludables como dejar de fumar, utilizar gafas de sol para proteger a los ojos de los rayos UVA.

Del mismo modo, existen factores que pueden acelerar la aparición de las cataratas, como por ejemplo, la diabetes, lesiones en el ojo, antecedentes familiares o una sobreexposición al sol si estar bien protegidos los ojos.

Las cataratas son una enfermedad que se asocia normalmente a la vejez y que tiene cura, pues su intervención es ahora más sencilla gracias a las técnicas láser.